El Castillo de Chirel

Durante el pasado puente de la Constitución aproveché para visitar uno de los castillos más espectaculares de la zona: el castillo de Chirel. Se encuentra a poco más de 50 km de Almansa, concretamente en el municipio valenciano de Cortes de Pallás.

Señal acceso

La visita en sí es un gozo para los amantes del senderismo ya que para acceder a la fortaleza se asciende por un sendero que bordea la montaña. El castillo está situado a 659 metros sobre el nivel del mar, aprovechando el relieve de una pequeña meseta que se eleva sobre la profunda hoz del río Júcar. Su emplazamiento, la soledad de los montes y la inexistencia de lugares habitados lo convierten en uno de los castillos de montaña más impresionantes de la geografía peninsular.

Se ubica en una pequeña elevación conocida como Muela del Cinto del Castillo. La fortaleza está construida adaptándose perfectamente a la orografía del terreno: peñascosa y rodeada de gargantas y precipicios. Por su configuración, se trataba de una fortaleza de difícil acceso, lo que lo hacía inexpugnable. Asimismo, contaba con elementos de defensa tales como saeteras, pretiles, aspilleras e, incluso, un foso en uno de sus lados.

SAMSUNG

Tanto en el extremo oriental como occidental podemos contemplar dos torreones que completan la defensa del recinto. En la actualidad, estos dos torreones están seriamente dañados: uno cuenta con el interior derruido y el otro lo está por partes, conservando su bóveda de cañón fabricada con la técnica del ladrillo a rosca, pero, sin embargo, el segundo nivel ha perdido gran parte de la techumbre.

Las primeras noticias del castillo se remontan a tiempos de los musulmanes, alcanzando gran importancia en tiempos de la revuelta del caudillo Al-Azraq a comienzos del siglo XIII. Posteriormente, el avance cristiano expulsó de estas tierras a los árabes, pasando la fortaleza a manos aragonesas. Este cambio en la posesión también se refleja en la construcción y se desarrollaron nuevas técnicas constructivas dando lugar a elementos como sillares en las puertas de entrada con escudos y dovelas o la mampostería cristiana. Estas características son las predominantes en el castillo, datadas cronológicamente en el siglo XV.

SAMSUNG

La historia de esta fortaleza está ligada a los acontecimientos que tuvieron lugar en estas tierras. Tanto tras la conquista cristiana como tras la orden de expulsión de 1609, se viven revueltas y conflictos, repercutiendo negativamente en el comercio existente en la zona. El ejército real utilizó el castillo como base de operaciones para aplacar las revueltas mediante ataques sangrientos y escaramuzas contra los moriscos que se sublevaron en la Muela de Cortes. Tras un año de lucha, el conflicto terminó y en este momento el castillo entró en decadencia debido a la pacificación del territorio, a la escasa población y a la pérdida de importancia de la ubicación. Con el paso de los años comienza su abandono con su consiguiente deterioro, llevándolo a la ruina.

 SAMSUNG

Debido al abandono que presentaba, se promovió su adscripción como Bien de Interés Cultural en julio de 2002. De esta manera el castillo pasó a Titularidad Pública, obligando a las autoridades competentes a preservarlo y protegerlo del menoscabo. Así, en el año 2007, se consiguió que el Ministerio de Cultura destinase una partida cercana a los 250.000 euros para evitar el deterioro de esta fortificación.

SAMSUNG

Pero la realidad es otra muy distinta. Actualmente el castillo sigue estando en las mismas condiciones inhóspitas de antaño. Para más inri, los materiales de construcción que se utilizaron para la rehabilitación se han abandonado en el recinto pudiendo encontrarse desde hormigoneras a sacos de arena o cubos metálicos. No puedo llegar a comprender como un Bien de Interés Cultural que goza de la mayor protección por parte de la Ley de Patrimonio Histórico de 1985 se encuentre en estas condiciones. Tanto las autoridades municipales de Cortes de Pallás, como de la Comunitat Valenciana tienen la obligación de conseguir financiación para rehabilitar el Castillo de Chirel y convertirlo en un atractivo más para el turismo del interior valenciano.

Referencias:

Ayuntamiento de Cortes de Pallás.

PÉREZ-OLAGÜE, C.: Dirección General de Patrimonio Cultural.

Autor y fotografía: José Ibáñez González

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s