Las 7 maravillas de Almansa

¿Quién no ha oído alguna vez hablar de las siete maravillas del mundo antiguo? Para quién no las conozcan, eran un conjunto de obras arquitectónicas que los helenos de la antigua Grecia consideraban dignas de visitar por su complejidad e ingenio humano.  Estas eran la Gran Pirámide de Guiza, el Templo de Artemisa en Éfeso, los jardines colgantes de Babilonia, la Estatua de Zeus en Olimpia, el Coloso de Rodas, el Mausoleo de Halicarnaso y por último, el Faro de Alejandría.

Desgraciadamente, el paso del tiempo ha hecho que actualmente solo contemos con la Gran Pirámide de Guiza, localizada en Egipto, convirtiéndose en un icono del mundo antiguo.

Hace unos años, la empresa privada New Open World Corporation, motivada por estas antiguas construcciones, organizó un concurso para seleccionar las nuevas maravillas del mundo moderno. Fue una votación pública, mediante correo electrónico y mensaje de texto vía teléfono móvil. En este caso, las ganadoras fueron el Coliseo de Roma, el templo azteca de Chichén Itza,  la Gran Muralla China, el Machu Picchu de Perú, el Taj Mahal de la India, el Cristo Redentor de Brasil y Petra en Jordania. Surgieron críticas al concurso debido a diversos factores como la discriminación a otras obras candidatas, el bajo conocimiento artísticos de ciertos participantes, etc.

Un día, leyendo el blog de un compañero ilicitano, pensé ¿cuáles serían las siete maravillas de Almansa? En mi humilde opinión, como almanseño y amante de la historia local, he confeccionado la siguiente lista, si bien, está sujeta a cualquier opinión o sugerencia, ya que es totalmente subjetiva y personal.

CASTILLO
Fotografía: Martín López

1.- Castillo de Almansa: como no podía ser de otra manera, la lista de las maravillas almanseñas la inaugura nuestra fortaleza más universal. De origen almohade, la adscripción cronológica la podemos situar entre los siglo XIII-XV. Se encuentra sobre un montículo rocoso denominado Cerro del Águila que dificulta su acceso. Es de forma rectangular y se divide en dos alturas. Son dos recintos escalonados defendidos por torres semicirculares y lienzos almenados. Por unas escaleras de caracol accedemos a la torre del homenaje de planta cuadrada con mampostería y sillería. El castillo sufrió diversas remodelaciones a lo largo de la Edad Media, como la del Infante Don Juan Manuel o la del Marqués de Villena. Fue declarado Monumento Histórico Artístico Nacional por Real Orden de febrero de 1921, siendo Bien de Interés Cultural.

2.- Fiestas Mayores: declaradas Fiestas de Interés Turístico Nacional desde 2008, se celebran desde el 30 de abril al 6 de mayo. La tradición popular representada por los trajes típicos regionales y otros grupos festeros se mezclan con los espectaculares desfiles de Moros y Cristianos. Como acto estrella, la embajada nocturna del 2 de mayo, representa los momentos de la reconquista, patrimonio inmaterial de la historia de la ciudad.

3.- El Pantano de Almansa y su entorno natural: es un embalse artificial perteneciente a la cuenca endorreica de Almansa, de forma alargada y contorno irregular que almacena aguas de las fuentes de Alpera, conducidas desde esta villa por un cauce de unos 22 Km. de largo, así como las ramblas y barrancos que llegan a él. Ocupa el lugar donde se situaba un humedal, el regajo de Peñarrubia, y embalsa 28 millones de metros cúbicos.

Fotografía: Rubén Muñoz
Fotografía: Rubén Muñoz

La presa que lo cierra, de unos 20m de altura, posee una forma abovedada que sirvió de ejemplo para posteriores embalses como el de Elche, Elda o Tibi. Está orientada al norte, formada por varias partes que corresponden a los diferentes recrecimientos que ha sufrido. La obra más antigua data de 1584, lo que lo convierte en uno de los más antiguos de España. Sus dimensiones aproximadas son de 220 m de longitud y 20 m de altura.

4.- El Palacio de los Condes de Cirat: La Casa Grande es una obra manierista de la segunda mitad del siglo XVI. La fachada es de dos cuerpos, con columnas fajadas y almohadilladas en alternancia con gran influencia de la arquitectura italiana; el primer cuerpo enmarca la puerta y, el segundo, lo componen un escudo sostenido por niños y dos grandes figuras toscamente talladas, todo ello rematado por un frontón triangular, en el que se sitúa la figura de Escipión, símbolo del héroe con el que quería entroncar su primer dueño.i4d0394

La decoración se prolonga a los balcones laterales, bajo los que aparecen cartelas manieristas. El patio, de planta cuadrada y tres arcos por frente sostenidos por columnas jónicas en los dos pisos, presenta como elemento decorativo en las enjutas, escudos con los mismos motivos que aparecen en la fachada. El Palacio fue declarado Bien de Interés Cultural el 2 de Noviembre de 1990.

5.- Pinturas del Barranco del Cabezo del Moro y del Barranco de Olula: estas representaciones prehistóricas  están inscritas en la lista de la UNESCO desde 1998 bajo la denominación de arte rupestre del arco mediterráneo de la Península Ibérica. Su adscripción cronológica la podemos situar cerca del neolítico final del país valenciano. El primero de ellos, se conservan trece motivos en dos paneles. El primer panel es horizontal, se encuentra en la parte central del abrigo, destacan una figura humana estilizada, también un antropomorfo de 17´5 cm. de alto y junto a este un arquero con una buena conservación de tronco y piernas.

Foto pinturas2

Observamos, asimismo, restos de otro arquero en actitud de disparo junto a restos informes. El segundo panel también es horizontal, está situado a 2´5 metros a la izquierda del panel I. Se observan restos de un zoomorfo y una figura humana. Al lado se encuentra un arquero en actitud de disparar hacia la derecha junto a otros restos informes. Respecto a las de Olula, además de las pinturas, se han encontrado restos de industria lítica, como raspadores, dientes de hoz o puntas de flechas entre otros.

6.- La industria del calzado: si hablamos de maravillas, no podemos obviar los zapatos y botas que se fabrican en nuestra ciudad. Desde finales del siglo XIX y primeros del XX se desarrolló una industria liderada por la antigua fábrica de los Hermanos Coloma.

01400-000013-001Este fue el germen de lo que hoy en día es Almansa, ya que permitió la creación de diferentes empresas que han sido y son el sustento económico para gran parte de la población local y comarcal. Actualmente, nuestro calzado se reconoce por el prestigio y calidad en los diferentes mercados internacionales, exportando a más de 80 países de todo el mundo.

7.- Campo de batalla histórico, Vitorero y Parque Cultural de la Batalla de Almansa: es el hecho histórico más importante de nuestra ciudad, el 25 de abril de 1707 más de 45000 hombres de más de 10 países se enfrentaban en los campos de Almansa por la hegemonía de Europa dentro del contexto de la Guerra de Sucesión Española.

Almansa1707
Fotografía: Toni Duarte

Una figura destacada es el Vitorero, mítico personaje que al acabar la contienda recogió del campo de batalla parte de las vestiduras de un soldado inglés; morrión, gualdrapa y alabarda, con ellas llegó a la villa dando vítores del fin de la batalla. En 2007, el III Centenario de este acontecimiento motivó la creación de una conciencia ciudadana entorno a la batalla, generando una apuesta por el turismo como ha sido la recreación internacional de la batalla, la creación del centro de interpretación, la señalización del sitio histórico y la Asociación Cultural 1707.

Según mi criterio esta es la lista de las siete maravillas de Almansa.  Creo que representan perfectamente la historia local y la evolución de la ciudad desde la prehistoria, pasando por la edad Media y Moderna y llegando hasta nuestros días. Si bien, me dejo bienes culturales de suma importancia que deberían estar en ella, edificios religiosos como la iglesia Arciprestal de Nuestra Señora de la Asunción, la iglesia de San Agustín, la ermita de San Blas o el Santuario de Nuestra Señora de Belén. También patrimonio civil como la Lonja, la Torre del Reloj o el puente de Carlos IV. Yacimientos arqueológicos como Torregrande o el Cerro del Cuchillo, junto a parajes naturales como la Mearrera y sus molinos medievales. Invito a la reflexión del lector para confeccionar su propia lista para valorar, conservar y divulgar el patrimonio material e inmaterial de Almansa.

Bibliografía:

GOMEZ CORTÉS, J.: “La fábrica de los Coloma”.

HERNÁNDEZ PÉREZ, M.S.; SIMÓN GARCÍA, J.L.: “Pinturas rupestres en el Barranco del Cabezo del Moro (Almansa, Albacete)”. Lucentum. IV (1985). ISSN 0213-2338, pp. 89-95

LÓPEZ MÉGIAS, F.R.: “Almansa, castillo del Siglo XIII”.

LÓPEZ MÉGIAS, F.R.: “La Guerra de Sucesión” 2004

PEREDA HERNÁNDEZ, M.J.: “Obras de mejora del Pantano de Almansa”.

SIMÓN GARCÍA, J.L.: “Las raíces de Almansa”. Jornadas de Estudios Locales nº 9, Asociación Torre Grande. Almansa. 2011

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s